lunes, 20 de diciembre de 2010

Reyes Montiel: pasado y futuro

Escrito en el que se habla sobre la marcha de la ex parlamentaria de I.U.-C.M. Dª R. Montiel y su futuro trabajo en EQUO ###



reyes montielNos enterábamos hace unas semanas de que la Sra. R. Montiel dejaba Izquierda Unida (I.U.), la federación de partidos políticos de izquierdas, y que en un futuro colaboraría con EQUO, próximo partido político de izquierda verde, por ahora Fundación impulsada, entre otros, por el ex Director de Greenpeace en España, la célebre asociación cívica pacifista ecologista.

Hemeroteca: [1], [2], [3], [4], [5].

Desde que conocí de su buen trabajo me gustó la Sra. Montiel: [1], [2], [3].


Le decía en su propia página web, a raíz de esto, lo que sigue:


Estimada Sra. R. Montiel: para mí ha sido una sorpresa esto. En lo que la he seguido casi siempre me ha gustado mucho su buen hacer. Creo que I.U. pierde en esto. Y EQUO gana.

logotipo equo

Sé que hay reorganizaciones en este momento en las izquierdas de todo el país. Espero que esto sea para mejor.

A nivel de bases, me consta que algunos ecologistas no quieren confluir con las izquierdas, pues plantean el ecologismo como espacio político propio ajeno al eje derecha-izquierda. Creo que se equivocan y espero que con el tiempo y la praxis cooperativa incluyente comprendan que la confluencia de las izquierdas y el ecologismo es la cosa más natural del mundo.

El ecologismo político, si desea ser relevante, no puede quedarse en algo que aspire sólo al Ministerio de Medio Ambiente. Debe tener unas ideas y unos planes generalistas y no sólo especialistas. Y ahí se entra a la fuerza en la crítica al sistema económico actual, en la crítica a las relaciones económicas de poder, al ánimo de lucro sin límites, etc. porque son los grandes motores de la destrucción acelerada del Medio Ambiente en el que el Ser Humano está insertado y del que depende para vivir.

Las derechas conservadoras neoliberales no van a poner jamás ni límites ni condiciones al sistema económico empresarial por motivos medioambientales ni por motivos de ninguna otra clase. Las izquierdas, en cambio, tienen como razón de ser la crítica y mejora al máximo posible del sistema económico. Ello incluye la equidad económica social, claro. Y también deberá incluir el respeto y equilibrio medioambiental, a la vista de cómo el sistema económico productivo, y más en su visión exacerbada neoliberal, ha degradado el Medio del que dependemos todas las personas para seguir viviendo, nosotros y nuestros descendientes.

Si mucha gente de p.ej. la I.S.-P.S.O.E. que está a disgusto según su conciencia hiciera lo mismo que valientemente acaba de hacer vd., creo que sería un gran paso. Es un momento crucial en el que se precisa valentía y seguir a la conciencia propia, al sentido común, la altura de miras y dejar de lado cualquier clase de interés partidista o particular.

Hay síntomas en el país, en el continente y en el Mundo entero tremendamente alarmantes que nos indican que estos años que vivimos van a traer cambios políticos y económicos drásticos. Se repiten cosas que ya pasaron en los años 30 del siglo pasado, p.ej. Debemos aprender de la Historia.

Una sociedad más justa, libre y abierta es posible. Con el conservador neoliberalismo no lo será, desde luego. Con el ascenso paulatino que vemos de las extremas derechas en todo el Occidente altamente industrializado, menos aún.

Nuestra Ley-Trituradora Electoral será un obstáculo que deberemos ser inteligentes para superar en este sentido de edificar alternativas políticas prácticas y deseables. Seguirá siendo un obstáculo, por desgracia, debido a que los cuatro obstruccionistas (PP+PSOE+CiU+PNV) han decidido conservarla como oro en paño, todo hay que decirlo.

Le dejo, finalmente, el enlace a un texto relacionado con las —que algunos entedemos necesarias— futuras confluencias y cooperaciones políticas que quizá sea de su interés y/o del de sus lectores:

Por una Coalición de Izquierdas para 2012
A los ciudadanos de izquierdas



Reciba mi más cordial saludo,


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada