viernes, 29 de octubre de 2010

Necesidad de una Gran Coalición electoral de Izquierdas


Leemos cosas como ésta y nos hacen pensar.

Sería la forma de evitar que la ley electoral trucada a favor de P.P., P.S.O.E. y de rebote CiU y P.N.V. atacase los deseos (y derechos) de mucha gente
que vota a otros partidos porque cree que le representan mejor,
que votan a uno de los bipartidistas y sus comparsas regionalistas por miedo al voto útil vs. inútil
o que están desencantados por el funcionamiento de todo el sistema político, legal y económico y por eso votan ABSTENCIÓN.


"Bastaría" con que las organizaciones integrantes pactasen:

1- un programa común de la coalición, en el que las ideas de todos sean parecidas y todos estén de acuerdo, al margen de los programas propios, particulares y distintivos de cada partido político

2- las listas electorales por provincia con inteligencia y generosidad de cara a facilitar el acuerdo de coalición; estas listas deberían estar confeccionadas de tal modo que todas las fuerzas coaligadas tuviesen fácil obtener su representación.


Muchos estamos de acuerdo en que hace falta otra cosa distinta a la que nos están dando P.P., P.S.O.E., CiU y P.N.V. El hartazgo es palpable en la calle. Después, unos preferirán a I.U. (Izquierda Unida, movimiento social que no partido político), otros al P.C.E. (Partido Comunista de España, organización de referencia en el interior de I.U.), otros a I.C.V. (Iniciativa Catalunya Verds), otros a CHA (Chunta Aragonesista), otros a EQUO, otros a I.A. (Izquierda Anticapitalista), otros a Refundación de la Izquierda, otros a Espacio Plural, etc.

La Ley Electoral está trucada —véase "Un voto, un asiento" (mismos votos, mismos asientos) p.ej., donde se trata este problema en concreto— de modo que si se vota por separado a todos éstos, se les asignan sistemáticamente muchos menos diputados (escaños o asientos) en el Congreso de los que les corresponden en proporción a los votos de los ciudadanos que los han elegido.

Se les asignan menos asientos en el Congreso a estos partidos en proporción a los votos de los ciudadanos y, los asientos que no se les asignan a ellos van a parar a P.S.O.E. y P.P. Del mismo modo que también absorben éstos dos —con este sistema lo harían cualesquiera dos fuerzas masivas que hubiera— el voto en BLANCO, la ABSTENCIÓN y el voto a quienes no superan la barrera provincial del 3% de votos recibidos.

Hemos de ser inteligentes para salvar esa trampa legal. Y no por ello se ha de renunciar a los proyectos políticos propios, ni mucho menos.

Si se agrupan esos partidos con proyectos alternativos y necesarios como el comer en una lista electoral, en una Gran Coalición Electoral, frenarán en parte ese ataque a la voluntad popular que es la Ley Electoral trucada que tenemos.

Se podrían defender mejor de la mentira bipartidista del voto (in)útil. Inútil porque, a fin de cuentas, nos da igual que nos bajen las pensiones y la indemnización por despidos el P.S.O.E. o el P.P., ¿no creen? Llevan años, desde los 90, el uno continuando las políticas del otro, aunque luego hagan como que se discuten por T.V. Se apoyan inexorablemente en P.N.V., CiU y C.C. cuando lo necesitan. Incluso se apoyan entre ellos dos en determinadas votaciones.

Un punto claro que deberían llevar en el programa electoral común de la Gran Coalición es la reforma inmediata de la Ley Electoral, de modo que se aumente en proporcionalidad voto-escaño, tal y como manda la Constitución Española y en contra de lo que los cuatro obstruccionistas (P.P., P.S.O.E., P.N.V. y CiU) han decidido mantener y conservar, pues con ello defienden sus privilegios.


Véase al respecto, si interesa: [1], [2], [3], [4], [5], [6] y [7].


Hablamos de una Gran Coalición de Izquierdas que apueste por programas políticos distintos —los de P.P., P.S.O.E., P.N.V. y CiU vienen siendo iguales en la práctica—,donde se defiendan mucho mejor los derechos e intereses (sociales y en especial económicos) de los ciudadanos normales y que no se sacrifiquen los de éstos, gran mayoría, para mimar los intereses de los súper ricos como p.ej. el Presidente de la patronal CEOE (Díaz Ferrán) o del B.S.C.H. (Botín), que son una ínfima minoría aunque súper poderosa e influyente,
donde se defienda muchísimo mejor una forma de hacer negocios (producción económica) que no nos mande a todos, ricos y pobres, y a nuestros hijos en pocos años a malvivir en un erial contaminado y venenoso hasta desaparecer.

Una Gran Coalición con un objetivo primario tan claro, defenderse de la trampa electoral, permitiría que los votos recibidos por cada partido no quedarán tan troceados en favor de los bipartidistas masivos como pasa ahora.

Permitiría, al mismo tiempo, que obtenida la representación parlamentaria más fiel a los votos de los ciudadanos, cada partido político integrante de la coalición desarrollara su programa electoral: tanto las partes comunes de toda la Coalición, como las propias y particulares de cada partido.

Es para pensárselo.

Si están de acuerdo, difúndalo, compártanlo, úsenlo... Adelante ;-) que nos jugamos mucho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada